Curiosidades

Curiosidades

La UEFA alienta a los árbitros a que conozcan la forma de jugar de los equipos

Ioan Lupescu, jefe de oficiales técnicos de la UEFA.
18/02/2015
Compartir Facebook Twitter

Hizo especial hincapié en el 23º Curso Avanzado para Árbitros de Élite de la UEFA y el 24º Curso Introductorio para Árbitros Internacionales celebrados en Atenas.

De los mejores árbitros que hay hoy en día no sólo se espera que sean buenos gestores de un partido de fútbol, también se los está alentando para que aprendan todo acerca de los equipos y jugadores que van a arbitrar tanto en los encuentros europeos como en sus partidos a nivel nacional.

En el 23º Curso Avanzado para Árbitros de Élite de la UEFA y el 24º Curso Introductorio para Árbitros Internacionales celebrados en Atenas, la UEFA está haciendo especial hincapié en que los árbitros recopilen información sobre las tácticas de los equipos y la forma de jugar de los actores sobre el campo.

"Si estudian las tácticas de los equipos y las características individuales de los jugadores pueden estar un paso por delante para tomar decisiones en diferentes situaciones de partido", apuntó el jefe de arbitraje de la UEFA Pierluigi Collina en una presentación en Atenas a principios de semana. La preparación de un árbitro se está volviendo cada vez más importante en el fútbol de hoy en día.

El jefe de oficiales técnicos de la UEFA Ioan Lupescu fue a Grecia para contar su propia experiencia sobre la importancia que tiene que los árbitros aprendan cómo juegan los equipos para mejorar sus propias actuaciones.

Lupescu, que fue internacional en 74 ocasiones con Rumanía a lo largo de 12 años de una larga y distinguida carrera, no solo habló sobre la variedad de sistemas tácticos que los equipos usan en las competiciones europeas, también subrayó las tendencias en el fútbol moderno de hoy en día, siempre con la intención de ayudar a mejorar a los árbitros. "Estoy seguro que conocer a los equipos les ayudará como árbitros", apuntó.

El jefe de oficiales técnicos de la UEFA destacó la necesidad de que los árbitros estén en un buen estado de forma para poder hacer frente a la alta calidad, al ritmo de juego, a las transiciones y a los contrataques que caracterizan el fútbol actual. "Todos los equipos utilizan los rápidos contrataques y de hecho hay conjuntos que basan todo su ataque en las contras y en las jugadas a balón parado".

Las carreras y regates individuales, dos o tres rápidos pases hacia delante o los pases en largo son algunas de las armas más usadas para superar a las defensas y Lupescu apoya su discurso poniendo como ejemplo que durante la Copa Mundial de la FIFA de Brasil, 34 de los 171 tantos, el 20% del total, llegaron tras contraataques y rápidas transiciones.

Otra tendencia identificada por Lupescu es que los equipos utilizan mucho el "pase de la muerte", un pase desde la línea de fondo hacia atrás a un compañero para que tenga la ocasión perfecta de marcar. "En la UEFA Champions League, los goles marcados después de un pase atrás casi doblaron los 15 marcados en la temporada 2009/10 hasta los 28 en la 2010/11 y volvió a crecer en la campaña 2012/13. Al final de la fase de grupos de este año, 20 goles se han marcado así", comentó.

El juego por bandas también se ha desarrollado mucho en los últimos años, con la puntualización de que mientras en el pasado se jugaba con dos extremos, muchos equipos no juegan sólo ahora con estos dos extremos, sino también con dos carrileros dispuestos a percutir y a unirse con los atacantes.

Los árbitros son ayudados ahora en las grandes competiciones de la UEFA por árbitros asistentes en lo referente a la actividad dentro del área, algo que Lucescu considera de gran importancia en las jugadas a balón parado que generan goles, como lanzamientos de falta y saques de esquina. "Desde la campaña 2003/04, el 24% de los goles de la UEFA Champions League han llegado a jugadas a balón parado. Después de tres años consecutivos de declive, el número ha aumentado al 26% del total de la pasada campaña… Y un 27% del total de los goles hasta el momento en la campaña 2014/15 han llegado a balón parado".

También se destacó a los árbitros la importancia de los últimos 15 minutos del partido. La investigación de la UEFA Champions League y de las seis mejores ligas europeas demostraron que en las seis últimas campañas, el 23% de los goles se marcaron después del minuto 75. "Las razones varían. El cansancio, los errores, los cambios tácticos, el marcador y las expectativas cambian… Hay un aspecto mental por cansancio, por ejemplo, los árbitros también pueden tener en cuenta este aspecto en consideración para sus propias actuaciones", comentó Lupescu.

Por último, Lupescu cerró una presentación fascinante y valiosa al hablar sobre el papel del portero. "En la actualidad los porteros han sido entrenados y evolucionados de forma distinta. El portero moderno actúa como un jugador de campo y debe ser habilidoso con los pies, poder jugar bajo presión, leer el partido y ser capaces de intervenir fuera del área para intervenir en los contraataques".

Comentar